El mejor retiro es hacia el espíritu

 

El año pasado nos fuimos… Éramos un grupo de 20 personas, casi todos conocidos y cercanos, pero nada tan cercano y conocido como el lazo que recién creamos en ese tiempo y espacio.

Salimos un viernes 7am, llegamos al hotel y cada uno fue a conocer su cuarto. Cuando nos reunimos comenzamos con un programa de Silencio. Algo que, nadie de los que estaba ahi, había vivido antes.

Fueron 20 horas de silencio absoluto donde hicimos prácticas para profundizar en ese silencio interior, más que cualquier palabra hablada. Callamos nuestra mente…

Personalmente, uno de los momentos más lindos para mi, fue ver desde afuera como todos se metían al mar sin decir una sola palabra. Al principio fue raro porque normalmente cuando nos metemos al mar entre amigos, conversamos, saltamos las olas, nos reímos; pero esta vez nadie dijo nada, todos se veían y yo sentía como cada uno iba entrando más al agua y entrando más en ellos. Después de minutos todos estaban acostados flotando, cada uno en su mundo.

El día siguiente rompimos el silencio en la primera meditación a las 6am, todos contaron sus experiencias y todas habían sido lindas y profundas. Luego de romper el silencio el programa normal comenzó con práctica de Hatha, donde hicimos pranayama o técnicas de respiración, meditamos y practicamos asanas. Conversamos sobre el Raja Yoga, sobre los 5 koshas o velos, hablamos sobre los kleshas o fuentes del sufrimiento y tratamos muchas preguntas que nos desviaban a otros temas más interesantes.

Hubieron muchos momentos especiales, como la práctica de yoga nidra o sueño consciente, en donde muchos pensaron “este es mi tiempo para dormir” y se levantaron con muchas experiencias maravillosas que contar. Otros pudieron profundizar y tener contacto con emociones que habían estado dormidas, apagadas o reprimidas. Después de ese largo y profundo descanso, me acuerdo, que algunos se fueron directo a la cama y otros se activaron para hacer acro yoga, fue una práctica verdaderamente intensa. Carlitos y yo pensábamos que no íbamos a poder avanzar mucho, porque éramos un grupo variado y algunos recién se conocían, 30 minutos después ya no sabíamos que más ponerlos a hacer porque les salía TODO! Por alguna razón todos estábamos demasiado conectados.

image2-2

La práctica de Jala Neti y Sutra Neti también fue algo que disfruté mucho, todos super concentrados en lo que hacían, otros con miedo, otros ansiosos, todos compartiendo y ayudándose, Gaby y Fran fueron unos de los que pudieron practicar Sutra Neti y no olvidaré sus caras cuando atravesaron el catéter y sintieron la victoria juntos. Una de mis fotos preferidas. 🙂

n

Otro momento demasiado especial fue, por supuesto, la fogata! Todos escribimos en un papelito lo que queríamos dejar ir y lo quemamos, perdones, rencores, odio, ira, momentos negativos, duros, todo lo quemamos! Y luego lanzamos al aire linternas de papel con nuestros deseos para el siguiente año, el problema fue que el viento se nos llevo todo, creo que se fueron solo 3 linternas de 20, las afortunadas 🙂 y luego, por supuesto, el momento mágico del guitarreo con Christian Marcet.

¡¡¿Cómo olvidar la cabaña 4?!!4

¿Y la comida vegetariana deliciosa de Patricia?

El Domingo ya nos tocaba regresar a la realidad: trabajo, familia, estudios, pero nos fuimos un poquito más llenos, con un poquito más de paz que con la que llegamos. Nos regresamos con un pedacito del corazón de todos.

Quise compartir la experiencia del retiro anterior tratando de explicarles con palabras momentos que guardo y mantendré siempre en mi corazón.Vivir experiencias así ayudan a tu crecimiento y evolución como el ser espiritual que eres, ojalá puedas acompañarnos en esta nueva experiencia…

Viernes 25, 26 y 27 de Noviembre

Valor: $200 hasta el 15 de Octubre y $250 después

Para más información escríbenos a info@atmanyoga.com.ec o 0986957247

“… desde que llegue me sentí en familia, protegido, querido, apoyado, comprendido y como que todos éramos muy parecidos en el interior. Fue una sensación de paz y comodidad que no quería que se acabe! Pude encontrarme en mi interior en paz, pude silenciar mi mente y sentir amor puro pero a la vez sentir que no estaba solo, estaba muy bien acompañado.” Teoly Fuentes

“Un momento mágico y especial donde definidamente yo tenía que estar. Los detalles y el contenido de todo el retiro fue único y difícil de olvidar” Dani Puig

“Lindo, organizado y muy instructivo. Rica la comida y ambiente de mucho compañerismo. Me encanto!” Priscila Chang

“Una experiencia increíble. Fue un fin de semana perfecto, lleno de luz y experiencias lindas hacia mi interior, rodeada de gente especial, prácticas y aprendizajes increíbles” Ani Villacis 

“El yoga Nidra fue una experiencia muy intensa. Entré en un estado de relajación muy profunda, fue como si yo fuera un observador de mi cuerpo y de mis pensamientos. Comencé a darme cuenta que mi mente estaba soñando y yo podía observar las imágenes de mis sueños, luego empecé a sentir una gran apertura en mi corazón y un gran movimiento de energía en la zona del corazón, algo muy intenso que no había sentido jamás. Cuando terminó me costó trabajo moverme y sentarme y se me dificultaba hablar, fue algo hermoso que me encantaría repetir todas las veces posibles.” Antonio Begué

 

 







Síguenos

Suscríbete a nuestro boletín y reciba noticias sobre nuestras clases y productos