Mide tu nivel de estrés

Califica estas características del 1 al 5. Siendo 1 lo más bajo y 5 lo más alto.

  • Tienes un discurso rápido.
  • Tus movimientos son rápidos. Ejemplo: al comer.
  • Eres impaciente con el modo que ocurren las cosas. Estas en tiempo de urgencia.
  • Piensas y actúas muchas cosas a la vez.
  • Tienes la necesidad de dominar una conversación, imponer temas, pensar en los próximo que vas a decir mientras hablas.
  • Te sientes culpable en momentos de relajación. Cuando no estas haciendo algo.
  • No tienes compasión por personas con estas mismas características.
  • Tics nerviosos. Ejemplo: Apretas tu mandíbula, mueves tus dientes, mueves tus dedos todo el tiempo, te tocas el pelo todo el tiempo.
  • Te molestan las personas que operan despacio.
  • Tienes prisa de llegar a los lugares.
  • Estas ansioso pensando en el futuro. “¿Qué voy a hacer? ¿Qué va a pasar?”
  • Sufres de insomnio
  • Necesitas hacer deportes extremos o de alto impacto para relajarte.
  • No eres regular en el baño.

 

Personalidad A (De 14 a 30)

Eres una persona modera con su estilo de vida y sabes manejar las situaciones comunes y repentinas que se presentan. Mantienes el control de tu mente y cuerpo, puedes relajarte ante situaciones complicadas y fluir dejando a un lado la necesidad de querer controlar el futuro. Tienes la habilidad de relajarte sin sentir culpa y/o agitación cuando son momentos para descansar, jugar o no hacer nada.

Personalidad B (De 30 a 47)

Puedes mantener el control ante situaciones repentinas, sin embargo son situaciones que evitas todo el tiempo y te esfuerzas para manejarlas. Tratas de mantener una rutina para no lidear con problemas que vayan a sacarte de la misma y te impacientan las cosas que no son objetivas, no te gustan los rodeos, prefieres las cosas rápidas, claras y de frente. Te tomas el tiempo para prevenir cualquier situación sorpresa o no planificada.

Personalidad C (De 47 a 70)

Necesitas tener el control de las cosas y cuando no lo tienes puedes llegar a un estado de estrés que se manifiesta físicamente con dolores de cabeza, insomnio, estreñimiento, presión alta, entre otros. Necesitas estar en rápido movimiento u ocupada (o) todo el tiempo, sino lo estás buscas algo pendiente qué hacer, sino tienes nada pendiente, adelantas algo, sino tienes nada que adelantar buscas cualquier otra cosa que puedas hacer. Te cuesta mucho quedarte sin hacer nada y disfrutar de un momento de relajación. Te enfermas continuamente debido a la baja de defensas por el estrés.

 

Sigue nuestro blog para leer más acerca del estrés y cómo la práctica de yoga puede ayudarte a eliminarlo.







Síguenos

Suscríbete a nuestro boletín y reciba noticias sobre nuestras clases y productos